Piedras Cucas | MILHOJA DE CALABACÍN CON BRANDADA DE BACALAO
19067
post-template-default,single,single-post,postid-19067,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

MILHOJA DE CALABACÍN CON BRANDADA DE BACALAO

MILHOJA DE CALABACÍN CON BRANDADA DE BACALAO

Este plato se compone de varias recetas que finalmente se funden para conseguir un resultado muy agradable. Con ingredientes sencillos, siguiendo los pasos que vamos a dar, llegaremos a un punto final sorprendente.

INGREDIENTES: calabacines, bacalao, huevos, harina, ajos, perejil, guindillas de Cayena, patatas, leche, licor, sal , pimienta y aceite de oliva virgen extra (aove), a ser posible de la variedad picual.

MANOS A LA OBRA:

1.- Primeramente tenemos que desalar el bacalao. Para ello lo ponemos dentro de la nevera, cambiando el agua varias veces. El tiempo necesario para el proceso de desalado dependerá del grosor y el tipo de bacalao. Normalmente con 48 horas es suficiente.

2.- Vamos a empezar pelando las patatas, partiéndolas en trozos medianos y cociéndolas.

3.- Una vez estén tiernas, añadir el bacalao a la cocción. Cocer todo junto unos instantes y retirar del fuego. Escurrir y reservar patatas y bacalao.

4.- En un mortero preparar un majao con sal, ajo, perejil y puntito de guindilla de cayena. Si no disponemos de guindillas podemos utilizar cualquier otro ingrediente que aporte punto de picante.

5.- En una sartén ponemos un chorreón de aove y pasamos a dorar el contenido del mortero. Añadimos un toque de licor, evaporando el alcohol. En este caso he utilizado brandy.

6.- Cuando este doradito, desmigamos el bacalao con cuidado de no aportar espinas y removemos a fuego medio, cocinando unos minutos.

7.- Ahora añadimos las patatas cocidas. Removemos muy bien, para integrar todos los sabores y con ayuda de un tenedor trituramos todo hasta conseguir una pasta.

8.- Para diluir esta pasta y iremos añadiendo leche y aove y removiendo constantemente hasta conseguir una textura similar a un puré o una masa de croquetas.

9.- Ya tenemos la brandada de bacalao. Si la queremos muy fina la podemos pasar por la turmix. Personalmente me gusta el punto que se consigue trabajándola con el tenedor.

10.- Ahora partimos un poco de calabacín en dados (no quitar la piel) y lo ponemos a dorar en una sartén con un chorreón de aove.

11.- Añadimos una cucharadita de harina y la cocinamos unos instantes, tostándola sin llegar a quemarla.

12.- Ponemos un poco de agua y movemos bien procurando no dejar grumos. Añadiremos poco a poco el agua necesaria hasta conseguir una salsa te textura media, ni clara ni espesa. Pasamos por la turmix y reservamos.

13.- Ahora quitamos la piel a los calabacines y lo cortamos en rodajas finas. Las pasamos por harina y huevo batido y las freimos en aove bien caliente.

14.- Para terminar pasamos a montar el plato colocando una rodaja de calabacín, sobre ella un poco de brandada de bacalao, encima otra rodaja de calabacín, mas brandada de bacalao y una tercera rodaja de calabacín.

15.- Regar con la salsa que hemos elaborado anteriormente y servir.

¡¡ QUE APROVECHE !!